viernes, 14 de diciembre de 2018

Lecturas del III Domingo de Adviento 16 de diciembre 2018

 Haz clik en el siguiente enlace:

Caminar desde Cristo.: Lecturas del III Domingo de Adviento 16 de diciem...:
La lectura primera procede del Libro de Sofonías. Este profeta vive los tiempos malos de un Israel cercado por los asirios, pero al final de su libro se espera al rey Josías, como reformador y libertad. Y el profeta estalla en júbilo y alegría. Nosotros vemos en ese texto el anuncio de la llegada del Mesías: la apertura de un gran rayo de luz, tras un tiempo de tristeza.
Image result for juan predicabaHoy el responsorial no es  un Salmo propiamente, sino que lo forma  versículos del capítulo 12 del libro del Profeta Isaías, que anuncian la salvación que Dios nos ofrece. En realidad, muchos de los textos de Isaías tienen una gran fuerza lírica y sirven perfectamente para ser proclamados como cánticos, como salmos.
En la segunda lectura, de la Carta a los Filipenses, San Pablo nos pide, también, que estemos alegres y es la alegría que nos da el conocimiento de que el Señor está cerca. Y nada debe preocuparnos, salvo dar gracias a Dios por las maravillas que nos ofrece. Estemos alegres, pues, el Señor está cerca.
 El Evangelio de San Lucas nos hace hoy una pregunta importante: ¿Qué hemos de hacer? Es lo que preguntaban a San Juan Bautista los que se convertían. Y el Precursor les pide honestidad y rectitud para sus cuestiones profesionales y cotidianas. No es la venida del Señor una cuestión de falsa alegría. Se trata de un hecho tan notable que nosotros debemos cambiar nuestra vida, no hacer del egoísmo, ni del abuso una fórmula de actuación. Hemos de buscar la justicia y el amor para todos. Es una buena recomendación para nosotros que esperamos –ya estamos a mitad de camino— al Señor Jesús.

01. Tarde te amé


Mensajero de la Paz - Servidores de la palabra | EL SEÑOR ENVIO A SUS DI...


HFIC - El Profeta misionero (Antes que te formaras dentro del vientre de...


miércoles, 12 de diciembre de 2018

Comentarios a las Lecturas del II Domingo de Adviento. 9 de diciembre 2018

Haz clik en el siguiente enlace_

Caminar desde Cristo.: Comentarios a las Lecturas del II Domingo de Advie...:

El Adviento, estos cuatro domingos que preceden a la Navidad, son también tiempo de contrición y de penitencia, de arrepentimiento y conversión sincera hacia Dios. Y el primer paso de una conversión auténtica es el arrepentimiento, es decir, el reconocimiento humilde y pesaroso de nuestras propias faltas y pecados, reconocimiento que nos ha de llevar al dolor de amor, a la compunción de un corazón contrito y humillado .
Nuestro mundo está lleno de violencia y guerra, miles de inocentes mueren cada día a consecuencia de la intolerancia y el fanatismo. Para que se obtenga la paz, valor tan deseado, es necesario volver al orden natural querido por Dios "que ha destinado los bienes de este mundo para todos". El Papa ha dicho en su visita a África que para acabar con el
terrorismo es necesaria la educación para la tolerancia y acabar con la injusticia y la miseria que sufren tantos jóvenes sin futuro. Mientras no seamos capaces de recrear el mundo querido por Dios no será posible la paz. Es necesario que los poderosos se despojen de su orgullo y los opulentos compartan su riqueza para que estalle la paz en el mundo. Es decir, el primer objetivo es la justicia distributiva. Antes que la caridad está la justicia, de lo contrario se trata más bien de caridades. Esto es un deseo para la humanidad, para los otros.
Related imageLa conversión debe empezar a niveles más sencillos, personales. la oración , la alegría deben impregnar  nuestras vidas en este tiempo de Adviento, de  espera. Dice el Cardenal Robert  Sarah :  "La oración es la fuente de nuestra alegría y de nuestra serenidad, porque nos une a Dios, nuestra fuerza. Un
hombre triste no es discípulo de Cristo. Quien cuenta efusivamente con sus propias puertas se entristece cuando éstas declinan. Por el contrario, el hombre que cree no puede estar triste, porque su alegría propia de únicamente de Dios. Pero la alegría actual depende de la Cruz. Cuando empezamos a olvidarnos de nosotros mismos por amor a Dios, le encontramos a el, al menos oscuramente. Y, si Dios es nuestra alegría, ésta es proporcional a nuestra admiración y a nuestra unión con Él.
Jesús mismo nos invita a una vida llena de generosidad, de entrega, pero también de alegría". (Robert Sarah, Dios o nada, pgs. 245. Madrid 2015)

lunes, 10 de diciembre de 2018

Lecturas del II Domingo de Adviento 9 diciembre de 2018

Haz clik en el siguiente enlace:

Caminar desde Cristo.: Lecturas del II Domingo de Adviento 9 diciembre d...:



La primera lectura es del Libro de Baruc y nos da un mensaje de amor para la ciudad de Dios. Jerusalén debe abandonar su vestido de luto y abrirse a la gloria que el Señor envía. Es un texto que expresa una profecía mesiánica plena de esperanza, de fiesta, de alegría.
El salmo, el 125, es un canto de los judíos que volvían del destierro de Babilonia, todavía sorprendidos por tanta alegría y con el deseo de reconstruir Jerusalén. Para algunos el salmo 125 es un resumen, en forma de canto, del Libro de Nehemías. Para nosotros es símbolo de alegría total. Y de esperanza.
Related imageLa segunda lectura,  de la Carta de Pablo a los Filipenses--, guarda bastante semejanza con el fragmento la Epístola a los Tesalonicenses que escuchábamos el domingo pasado. El apóstol de los gentiles nos recomienda permanecer limpios e irreprochables ante la inminente venida del Señor Jesús.
El Evangelio de San Lucas nos va a dar noticia histórica del nacimiento de Juan, el Bautista. Y también del anuncio de la llegada del Mesías. El mismo Juan se hará llamar como la frase pronunciada muchos años antes por el profeta Isaías: la voz que clama en el desierto. Y el mensaje del antiguo profeta es el auténtico pan de acción del Bautista.

Comentarios a la lecturas en la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de Santa Maria. 8 de diciembre 2018

 Haz clik en el siguiente enlace:
Caminar desde Cristo.: Comentarios a la lecturas en la Solemnidad de la L...:
 El dogma de la Inmaculada Concepción fue promulgado por el Papa Pío Nono, en su Bula Ineffabilis Deus, el papa declara que la Virgen María fue preservada inmune de toda culpa original lo que realmente está diciendo es que la Virgen María fue una criatura humana llena de Gracia desde el momento mismo de su concepción hasta el momento mismo de su muerte. No quiere decir que la Virgen María fuera concebida de manera distinta a como somos concebidas las demás personas; lo que dice es que, en previsión de los méritos de Cristo Jesús, la gracia de Dios hizo que en la persona de María no habitara nunca el pecado. María, por sí misma, fue una criatura humana limitada y frágil que tuvo que luchar contra las tentaciones e invocar cada día la gracia de Dios para poder vencerlas. Fue la gracia de Dios la que, derramándose totalmente y desde el primer momento en el ser de María, hizo que María fuera una criatura inmaculada desde el momento mismo de su concepción. Nosotros, mientras vivimos, podemos tratar de imitar a María, pidiéndole a Dios que no nos falte nunca su gracia para superar las tentaciones de cada día, como María las superó. Reconociendo nuestra debilidad y nuestra natural inclinación al pecado le pediremos a Dios, con humildad, que mire nuestra humillación y nos libre de todo pecado.
Las lecturas de hoy nos enfrentan a la actitud de Eva y de María. Eva fue engañada por el Maligno e inauguró el imperio del pecado en el género humano, que fue creado por Dios libre de culpa. El recuerdo del fragmento del Libro del Génesis nos sitúa perfectamente la frustración humana ante ese pecado y marca la nueva exigencia de Dios para Anda y Eva fuera del Edén. Lo que iba a venir después se parece a nuestra vida de cada día, a las obligaciones y realidades del género humano. Y claro está que dicho texto del Génesis contrasta con el bellísimo pasaje de la Anunciación en el texto de Lucas –uno de los fragmentos más bellos del Evangelio—donde, precisamente, se anuncia la salvación de las criaturas predilectas de Dios –“los hiciste poco inferior a los ángeles—que por su ambición imposible se apartaron del camino trazado en principio por Dios.

sábado, 8 de diciembre de 2018

Lecturas del Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, 8 de diciembre de 2018

 Haz clik en el siguiente enlace:
Caminar desde Cristo.: Lecturas del Solemnidad de la Inmaculada Concepció...:

En la primera lectura, se nos presenta el relato del Libro del Génesis en que 
Adány Eva fueron tentados por la serpiente. Y tiene especial significado hoy 
pues si Eva sufrió un engaño   que iba a afectar a toda la estirpe humana, 
Maria de Nazaret estuvo libre de la herencia de Eva   –el Pecado original—
 siendo su ausencia de pecado, el primer paso para la Redención.
 El salmista que compuso el salmo 97 hacía una invitación a todas las criaturas –
a todas  las gentes, judíos y gentiles— para que alaben a Dios, Rey del Universo.
 La invitación del antiguo poeta también nos sirve a nosotros: que debemos
ensalzar y glorificar constantemente al Señor Dios Nuestro Padre.
Related image El fragmento de la Carta de San Pablo 
a los efesios narra como Jesús,
por decisión del Padre,
 y por efecto  de su amor y su gracia,
es quien nos hace santos  e irreprochables.
Es un texto muy importante que nos debe
enseñar.  Ayer, hoy y siempre.
En el Evangelio  se nos narra  la anunciación
 del  Arcángel Gabriel a Maria y sobre el alto
 destino  que Dios había elegido para ella.
Gabriel se presenta  para pedir permiso a Maria.
 No lo dudó y aceptó  la altísima misión de ser Madre del Redentor. 
Dios no se impone. Dios cuenta, siempre, con nuestra libertad. Tengám

sábado, 1 de diciembre de 2018

Comentario a las Lecturas del I Domingo de Adviento 2 de diciembre 2018

 Haz clik en el siguiente enlace:

Caminar desde Cristo.: Comentario a las Lecturas del I Domingo de Adviento 2 de diciembre 2018..:

Image result for Lc 21, 25-38.34-36 La estrofa del salmo responsorial de hoy
"A ti Señor levanto mis manos", señala nuestra disponibilidad esperanzada en este tiempo de Adviento. El deseo del salmo 24 lo encontramos este domingo tanto en el canto de entrada propuesto para el comienzo de la Misa como en el estribillo del salmo responsorial. Esta actitud encuentra también su concreción en el Evangelio.
Siguiendo la línea de las últimas semanas, el pasaje inicia dibujando un panorama terrible, en el que se trazan, al igual que hace dos domingos, los cataclismos naturales y la angustia asociados al final de los tiempos. Sin embargo, la idea que prevalece en el fragmento nos presenta un horizonte lleno de esperanza, ante el cual no debemos adoptar una actitud pasiva: «Cuando empiece a suceder esto, levantaos, alzad la cabeza; se acerca vuestra liberación». Y más adelante se insiste en la necesidad de estar
despiertos en todo tiempo.

viernes, 30 de noviembre de 2018

Lecturas del I Domingo de Adviento 2 de diciembre de 2018

Haz clik en el siguiente enlace:

Caminar desde Cristo.: Lecturas del I Domingo de Adviento 2 de diciembre...:

La primera lectura, sacada del Libro de Jeremías, nos muestra la profecía mesiánica que se cumplirá en Jesús de Nazaret. Él es el vástago legítimo que Dios suscitará en la descendencia de David. Y el Adviento es eso. Esperar la llegada del Mesías y Salvador del género humano.
 El salmo 24 era para los judíos contemporáneos a Jesús una oración pidiendo que Dios fuera guía para caminar con seguridad por calzadas y senderos. Pedían también recuperar la amistad de Dios, la inocencia perdida por el pecado. Para nosotros es un canto de esperanza.
Image result for LUCAS 21, 25-28. 34-36 En el texto de la Carta a los Tesalonicenses –es la segunda lectura— Pablo nos sitúa en la espera de la Segunda Venida del Señor Jesús. Y para eso hemos de ser fortalecidos interiormente por Dios Padre para que nada, ni nadie, nos evite ese encuentro. Pablo esperaba esa Segunda Venida con emoción como nosotros esperamos conmemorar la Primera Venida renovada en nuestros corazones por este Adviento.
Jesús en el Evangelio de Lucas –que es el evangelista que leeremos a lo largo de este ciclo C— nos recuerda que vamos a ser liberados y que no nos deben preocupar estos malos tiempos. Siempre hubo malos tiempos pero fueron vencidos por la espera en el Señor. Tengámoslo en cuenta se acerca nuestra liberación.