lunes, 11 de noviembre de 2019

Comentario de las lecturas del XXXII Domingo del Tiempo Ordinario. 10 de noviembre 2019

 Haz clik en el siguiente enlace:

Caminar desde Cristo.: Comentario de las lecturas del XXXII Domingo del ...:
Hoy las lecturas nos presentan una faceta fundamental de Dios. Nuestro Dios es el Dios de la vida y de la alegría. Él ha transformado nuestra existencia y ha sembrado en ella la semilla de la esperanza. Por este motivo, el hombre de fe se caracteriza por su
valentía.
El fiel sabe que Dios ama la vida hasta el punto de haberla hecho el don de una existencia que no termina nunca. Recordémoslo siempre: la vida eterna es una continuidad del existir en la fe.
El cristiano dispone de una certeza: Dios ha resucitado a su Hijo Jesús. Este, luchador entregado a la verdad, a la justicia y al amor, triunfa del dominio de la muerte. Todo aquél que se une a este combate de JESÚS, por la fe, participará de su victoria. Aquí
se abre la perspectiva de la esperanza. La fe en la resurrección es la fuente de la valentía y de la capacidad de mantener la firmeza hasta la muerte si es necesario. Puesto que se cree en la resurrección, las tareas del mundo encuentran un nuevo sentido (son trabajo por el Reino, abonan la tierra para construirlo).
Related imageEsta fe es tan profunda que nos
da una escala de valores y fidelidades. A fin de cuentas, los macabeos son hombres llenos de fidelidad... Buen motivo éste para insistir en los valores que requiere la vida cristiana: creer en la vida, en la posibilidad de reconstruirla, en la rectitud, en el mantenimiento de unas convicciones...
Porque se cree en la vida, se ama, se lucha, se busca la alegría, se procura rehuir la mediocridad, se aprecia todo lo que es humano. En efecto, la vida del hombre de fe adquiere sentido a partir de una vida plena, iniciada ya ahora, en la que cada uno camina con propia responsabilidad.

sábado, 9 de noviembre de 2019

Lecturas del XXXII Domingo del Tiempo Ordinario 10 de noviembre 2019

 Haz clik en el siguiente enlace:
Caminar desde Cristo.: Lecturas del XXXII Domingo del Tiempo Ordinario 10...:

La primera lectura  es del Libro de los Macabeos y narra el martirio que siete hermanos sufrieron por confesar y no negar al único Dios verdadero. Los judíos creían en una resurrección que solamente alcanzaba a los justos y a los mártires. Pero Jesús nos dice que todos resucitaremos y que seremos como ángeles.
El salmo 16 era una plegaria matinal, el despertar era el momento de rezar a Dios Todopoderoso. El cristianismo siempre ha visto en este salmo como una alusión a la resurrección, incluso se ha pensando que para los judíos también contenía una alusión velada a ese momento del despertar para la eternidad.
 La segunda lectura es de la segunda carta del Apóstol San Pablo a los Tesalonicenses, propia de estos domingos hasta el Adviento. Pablo sugiere que no debe haber temor ante los Tiempos Últimos porque tenemos la fuerza de Dios que nos lleva a obrar y hablar bien. Es Dios quien nos inspira.
Related image El Evangelio de San Lucas que se proclama hoy contiene una figura llamada “la trampa saducea” y que es frecuente en el lenguaje político o jurídico. Cuando los saduceos –que no creían en la resurrección— se acercan a Jesús quieren proponerle un tema sin más solución que la de ellos. Pero Jesús les enseña algo en lo que nunca habían pensado: que cuando resucitemos seremos como ángeles y que las necesidades de esta vida mortal no aparecerán en esa Vida Futura. Para nosotros, Jesús de Nazaret nos hace una promesa de eternidad que, creyendo en ella, ha de cambiar nuestra existencia terrena.

domingo, 3 de noviembre de 2019

Comentario a las lecturas del domingo XXXI del Tiempo Ordinario. 3 de noviembre 2019

Haz clik en el siguiente enlace:

Caminar desde Cristo.: Comentario a las lecturas del domingo XXXI del Tie...:

Nosotros, como Zaqueo, hemos venido aquí también para ver a Jesús. Nos lo impedía la gente: las preocupaciones, las diversiones, los programas, los compromisos, los trabajos de cada día. Superados estos impedimentos, estamos aquí, no tanto para ver a Jesús, cuanto para que Jesús nos mire.
Resultado de imagen de ZaqueoEl pasa siempre a nuestro lado. Y pasó Jesús. Pero Jesús no quería pasar, sino que quería quedarse con Zaqueo. Levantó los ojos Jesús para ver al pequeño Zaqueo. Y lo miró con simpatía y cariño, y llamó a la puerta de su corazón. «Zaqueo, baja pronto, porque conviene que hoy me quede yo en tu casa». Este paso, mirada y llamada de Jesús son el principio de la salvación. Difícil escaparse a la mirada y a la llamada de Jesús. El pasa siempre a nuestro lado.
Todos lo sabían. Ahora viene el otro impedimento, el más importante. Zaqueo era «un hombre pecador». Todos lo sabían. Y su pecado se llamaba injusticia. Se había hecho rico a costa de los pobres. Por eso todos lo miraban mal. Ninguna persona justa se atrevía a entrar en su casa. Pero Jesús sí se atrevió a entrar. Ha venido precisamente para eso, para buscar y salvar a los pecadores. Los busca; estén en el árbol o en el pozo o en la piscina o en la cruz; o en el puesto de trabajo o en la plaza pública o en la taberna o en el hospital o en la cárcel o en la chabola. No le importan nuestros pecados, sólo le importa nuestra salvación.

viernes, 1 de noviembre de 2019

Lecturas del Domingo XXXI del Tiempo Ordinario 3 de noviembre 2019

 Haz clik en el siguiente enlace:
Caminar desde Cristo.: Lecturas del Domingo XXXI del Tiempo Ordinario 3 d...:
La  primera lectura está sacada del Libro de la Sabiduría y en ella se nos muestra, con palabras muy bellas, como Dios nos perdona y nos mantiene. Hemos sido creados por Él y jamás nos abandona.
Related image El Salmo  es el 114, utilizado por los judíos de tiempos de Jesús en la liturgia de los días grandes y solemnes. Para nosotros, hoy, es un canto de alabanza y de reconocimiento de la gracia y ternura de Dios Padre con todas sus criaturas.
Hoy empezamos   la Carta del Apóstol San Pablo a los Tesalonicenses, que leeremos hasta el final de este ciclo, hasta la llegada del Adviento.  San Pablo , como siempre, nos da hoy una lección importante para mejor conocer y adorar a Cristo Jesús.
 El Evangelio de San Lucas nos cuenta hoy la historia de Zaqueo, un pecador público, un recaudador de impuestos, que explotaba al pueblo y que abandonó todos sus excesos cuando se encontró la mirada de Jesús. 
Hay continuidad con el evangelio del domingo pasado, cuando el Señor también comparaba la soberbia del fariseo con la humildad y arrepentimiento del publicano. Busquemos, pues, todos esa mirada de Jesús…

jueves, 31 de octubre de 2019

Lecturas de la Solemnidad de Todos los Santos. 1 de noviembre 2019

 Haz clik en el siguiente enlace:
Caminar desde Cristo.: Lecturas de la Solemnidad de Todos los Santos 1 de...:

Image result for bienaventuranzasSan Agustín se dirigía a unos cristianos que creían que quizá sólo los mártires, los que en
las persecuciones habían derramado la sangre por la fe, compartirían la gloria de J.C. Y a veces pensamos también nosotros lo mismo: que la santidad es una heroicidad propia sólo de algunos. Y no es así. La santidad, el seguimiento fiel y esforzado de J.C., es también para
nosotros: para todos nosotros y para cada uno de nosotros. Es algo exigente, sin duda; es algo para gente entregada, que tome las cosas en serio, no para gente superficial y que se limita a ir tirando. Pero somos nosotros, cada uno de nosotros, los llamados a esa santidad, a ese seguimiento. Como decía San Agustín en la homilía antes citada: "Ningún hombre, cualquiera que sea su género de vida, ha de desesperar de su vocación" (...). "Entendamos, pues, de qué modo el cristiano ha de seguir a Cristo, además del derramamiento de sangre, además del martirio". Y hoy, en la fiesta de Todos los Santos, se nos invita a celebrar que también nosotros podemos entender y descubrir nuestra manera de seguir a J.C.

Comentario a las lecturas de la Solemnidad de Todos los Santos. 1 de noviembre 2019

 Haz clik en el siguiente enlace:

Caminar desde Cristo.: Comentario a las lecturas de la Solemnidad de Todo...:
Hoy damos gracias a Dios por sus santos. Por formar parte de esa inmensa familia que
afirmamos en el Credo: Creo en la comunión de los santos. A ellos estamos unidos y ellos son nuestros modelos e intercesores que hoy nos miran felices, radiantes y misericordiosos, con una mirada activa y creativa.
Celebrar esta fiesta es sentirnos fascinados por lo alto. Cuando ascendemos a las montañas vienen a nuestros ojos imágenes de valles y de ríos, de cielos estrellados o de
horizontes lejanos. En esta jornada de Todos los Santos no nos conformamos con subir a los cerros. Trepamos más arriba. Elevamos nuestros ojos a esa realidad que ha sido la razón y el motor, el existir y el triunfo definitivo de tantos hombres y mujeres que se dejaron seducir por la beldad de Dios. No se conformaron con lo que encontraban en el suelo, con las propuestas caducas de felicidad, con los atajos traicioneros. Los santos apostaron fuerte: descubrieron que Dios era lo máximo y dieron firme testimonio de El.
Al honrarles hoy, adoramos la santidad de Dios que les ha hecho santos, "la salvación es de nuestro Dios y del Cordero", y nos los da como testigos que nos ayudan en la lucha por la mansedumbre, la humildad, la generosidad, la aceptación de la voluntad de Dios.

viernes, 25 de octubre de 2019

Comentario a las lecturas del Domingo XXX del Tiempo Ordinario 27 de octubre de 2019

Haz clik en el siguiente enlace:
Llamados a la intimidad con el Señor.: Comentario a las lecturas del Domingo XXX del Tiem...:
El hilo argumental de las lecturas en este Domingo 30 del Tiempo Ordinario es la petición del pecador y la respuesta salvífica de Dios. El Señor escucha. Pero, además, la perseverancia humilde de los pecadores mueve a Dios a la ayuda generosa y constante.


La primera lectura define a Dios como a un “juez justo”, que no se deja sobornar por las ofrendas de esos poderosos que practican la injusticia con los hermanos; en contrapartida, ese Dios justo ama a los humildes y escucha sus súplicas. .
Resultado de imagen de fariseo publicanoEn la segunda lectura, tenemos una invitación a vivir el camino cristiano con entusiasmo, con entrega, con ánimo, a ejemplo de Pablo. La lectura se separa un poco del tema general de este domingo; con todo, podemos decir que Pablo fue un buen ejemplo de esa actitud que el Evangelio propone: él confió, no en sus méritos, sino en la misericordia de Dios, que justifica y salva a todos los hombres que la acogen
El Evangelio define la actitud que el creyente debe tener frente a Dios. Rechaza la actitud de los orgullosos y autosuficientes, convencidos de que la salvación es el resultado natural de sus méritos, y propone la actitud humilde del pecador, que se presenta ante Dios con las manos vacías, pero dispuesto a acoger su don. Esa es la actitud del “pobre”, la que Lucas propone a los creyentes de su tiempo y de todos los tiempos

Comentario a las lecturas del Domingo XXX del Tiempo Ordinario 27 de octubre de 2019

Haz clik en el siguiente enlace:
Caminar desde Cristo.: Comentario a las lecturas del Domingo XXX del Tiem...:
Resultado de imagen de fariseo publicanoLas lecturas de hoy nos hablan de cómo debe ser nuestra relación con Dios. De la actitud con que debemos presentarnos ante Dios, nuestro Padre. Y para darnos a entender la actitud que debemos de tener para con Dios y los hombres, Jesús presenta esta parábola: del fariseo y del publicano.
La enseñanza que Jesús nos da en esta parábola hace referencia a nuestra oración, a nuestra relación con Dios, esta no debe ser la de una gente que vive satisfecha de lo que es y de lo que hace; y que se presenta delante de Dios para que mire sus obras y se los apruebe, sino que debe ser la de una gente que sabe que le queda todavía mucho que andar, que le faltan muchas cosas, que no puede sentirse tranquila con su vida, que siempre debe esperar más.

jueves, 24 de octubre de 2019

Lecturas del XXX Domingo del Tiempo Ordinario. 27 de octubre de 2019

Caminar desde Cristo.: Lecturas del XXX Domingo del Tiempo Ordinario. 27 ...:

La primera lectura de hoy procede del Libro del Eclesiástico. Nos narra como Dios escucha las súplicas del pobre y del oprimido. Dice muy gráficamente el texto que “los gritos del pobre atraviesan las nubes hasta alcanzar a Dios”. Y este fragmento nos va a recordar claramente lo que, después, nos contará el evangelio.
 El salmo es el 33 . Nos demuestra que Dios se ocupa de sus criaturas y que atiende a los hijos que gritan cuando se sienten afligidos. Hoy recitamos unos pocos versos del salmo 33. 
Completamos hoy las lecturas que durante domingos sucesivos hemos hecho sacadas de la Segunda Carta del Apóstol San Pablo a Timoteo, En esta de hoy, Pablo de Tarso se despide de Timoteo… y de la vida, ya que pronto iba a ser martirizado. Él ha recorrido el camino indicado por el Señor. ¿Y nosotros? ¿Lo hemos hecho?
El evangelio de San Lucas nos narra la parábola  sobre el fariseo y el publicano que subieron a rezar al templo, tal como ya hemos dicho en nuestro saludo de entrada. Conviene que dediquemos tiempo a la meditación de esta parábola, para que nos demos cuenta si nuestra oración está más cerca de la oración del fariseo que de la súplica del publicano. Jesús, como siempre, cuenta esa parábola para la gente de hoy. Es una advertencia a nosotros mismos, aquí y ahora.

viernes, 18 de octubre de 2019

Comentario a las lecturas Domingo XXIX del Tiempo Ordinario 20 de octubre de 2019

Comentario a las lecturas Domingo XXIX del Tiempo Ordinario 20 de octubre de 2019


Comentario a las lecturas Domingo XXIX del Tiempo Ordinario 20 de octubre de 2019

La Biblia nos ofrece también el esfuerzo de los hombres por encontrar a Dios y cómo lo han conseguido, descubriéndolo precisamente en el corazón de su propia historia. Evidentemente el éxito de la aventura humana de la búsqueda de Dios se debe a la iniciativa de Dios que se ha revelado, que ha salido al paso de los que le buscaban y que ha suscitado, incluso, él mismo, este espíritu de búsqueda. 
Pero eso no anula el mérito del esfuerzo humano, que, como todas las cosas humanas, tiene sus limitaciones, sus momentos de desaliento ante dificultades humanamente insuperables, e igualmente sus momentos de euforia y entusiasmo. 
Es lo que nos describen estas narraciones en un contexto existencial, vivido y revivido en el corazón del pueblo y conservado en sus tradiciones ancestrales. 
Es lo que Jesús recogerá en la cruz con el grito: «Dios mío, ¿por qué me has abandonado?». Y lo que Jesús mismo iluminará con sus palabras y con su actitud: "Padre, en tus manos entrego mi espíritu". Presencia de Dios, responsabilidad del hombre, respuesta de fe: don de Dios.