domingo, 17 de septiembre de 2017

Comentario a las Lecturas del XXIV Domingo del Tiepo Ordinario. 17 de septiembre 2017.

 Haz clik en el siguiente enlace:

Caminar desde Cristo.: Comentario a las Lecturas del XXIV Domingo del Tie...:
Este domingo, Jesús, nos propone a las claras que nos dejemos de evasivas y que practiquemos aquello que emana del corazón de Dios por los cuatro costados: yo os perdono… haced también vosotros lo mismo.
Muchas veces solemos decir aquello de “perdono pero no olvido”. El perdón se hace más real y más puro cuando se desea para el otro todo lo mejor. El perdón, además de desatarnos de nuestros propios dioses, nos hace comprender, vivir, gustar y entender el gran amor que Dios siente por cada uno de nosotros. ¿Perdonas? Estás cerca de Dios. ¿No perdonas? Tu corazón no está totalmente ocupado por Dios.
El “sin límites” puede suponer en nuestra vida cristiana un imposible y un buscar justificaciones. A veces corremos el riesgo de creer, que Dios, entra en ese juego que nosotros mismos nos montamos. Como si se tratara de un partido de futbol donde, los hinchas de uno o de otro, pretenden que Dios les ayude frente al contrario.
Si muchas heridas permanecen abiertas y sangrando (en nuestras familias, sociedad, iglesia, comunidades, parroquias, política, etc.,) es en parte por la pobreza de nuestra fe. Por la falta de comunión con Dios. Por mirarnos demasiado a nosotros mismos y también cuando dejamos tirados en la cuneta a muchas personas que han hecho tanto por nosotros.
Cuando se vive íntimamente unido a Él, no hay obstáculo insalvable ni ofensa gigantesca. Es como aquel peregrino que, deseando llegar hasta el final de su trayecto, se dedicaba constantemente a mirar a su izquierda y a su derecha perdiendo ritmo, fuerzas e ilusión. Un compañero se le acercó y le dijo: si miras al horizonte te irá mucho mejor y llegarás antes.
Con el perdón ocurre algo parecido. Mirando a Dios, vemos a los que nos rodean con ojos de hermanos. Olvidando a Dios, surge un cierto aire de insatisfacción de todo y de todos. No podemos ir en solitario. Apostar por la Iglesia, por la comunidad, por la parroquia, por ser cristiano…..nos exige y nos empuja a entrar por debajo del dintel del perdón.

viernes, 15 de septiembre de 2017

Lecturas del XXIV Domingo del Tiempo Ordinario 17 de septiembre 2017.

 Haz clik en el siguiente enlace:

Caminar desde Cristo.: Lecturas del XXIV Domingo del Tiempo Ordinario 17 ...:

El Domingo del Perdón
Jesús nos pide hoy que perdonemos. Siempre, además. Que no guardemos en nuestro corazón ningún agravio, ni rencor. El perdón ha de ser total.
Incluso, con nosotros mismos, porque hay hermanos que, incluso, ni se perdonan a sí mismos y viven con la pena de una culpa permanente.
Soltemos amarras. Abramos nuestro corazón a la paz, a la alegría y al amor. Y todo eso viene a nosotros cuando perdonamos, cuando olvidamos el agravio.

domingo, 10 de septiembre de 2017

Lecturas del XXIII Domingo del Tiempo Ordinario 10 de septiembre 2017

 Haz clik en el siguiente enlace:
Caminar desde Cristo.: Lecturas del XXIII Domingo del Tiempo Ordinario 10 de septiembre 2017...:
 La Palabra de Dios de este domingo nos propone hasta cinco temas de reflexión: la corrección fraterna, el amor al prójimo como resumen de todos los mandamientos, la facultad de perdonar los pecados, la eficacia de la oración en común y la presencia del Señor en medio de la comunidad.

Comentario a las Lecturas del XXIII Domingo del Tiempo Ordinario. 10 de septiembre 2017

Haz clic en el siguiente enlace:
Caminar desde Cristo.: Comentario a las Lecturas del XXIII Domingo del Ti...:


La Palabra de Dios de este domingo nos propone hasta cinco temas de reflexión: la corrección fraterna, el amor al prójimo como resumen de todos los mandamientos, la facultad de perdonar los pecados, la eficacia de la oración en común y la presencia del Señor en medio de la comunidad.

martes, 15 de agosto de 2017

Comentario a las lecturas de la Solemnidad de la Ascensión de la santisima Virgen María al Cielo. 15 de agosto 2017.

Caminar desde Cristo.: Comentario a las lecturas de la Solemnidad de la A...: La fiesta de la Asunción de la Santísima Virgen María, se celebra en toda la Iglesia el 15 de agosto.

Hoy las lecturas nos sitúan ante la batalla entre dos fuerzas antagónicas. San Agustín en su obra «La ciudad de Dios», dice en una ocasión que toda la historia humana, la historia del mundo, es una lucha entre dos amores: el amor de Dios hasta la pérdida de sí mismo, hasta la entrega de sí mismo, y el amor de sí mismo hasta el desprecio de Dios, hasta el odio de los demás. Esta misma interpretación de la historia, como lucha entre dos amores, entre el amor y el egoísmo, aparece también en la lectura tomada del Apocalipsis, que acabamos de escuchar. Aquí, estos dos amores, aparecen en dos grandes figuras. Ante todo, está el dragón rojo, fortísimo, con una manifestación impresionante e inquietante de poder sin gracia, sin amor, del egoísmo absoluto, del terror, de la violencia.

Lecturas de la Solemnidad de la Asunción de la Santisima Virgen Maria a los cielos. 15 de agosto 2017

Caminar desde Cristo.: Lecturas de la Solemnidad de la La Asunción de la ...: PRIMERA LECTURA LECTURA DEL LIBRO DEL APOCALIPSIS 11,19a; 12, 1.3-6a.10ab.

Según la doctrina de la Iglesia católica, que se basa en una tradición acogida también por la Iglesia ortodoxa (si bien por ésta no definida dogmáticamente), María entró en la gloria no sólo con su espíritu, sino íntegramente con toda su persona, como primicia –detrás de Cristo- de la resurrección futura.. Fue establecido como dogma por el Papa Pío XII, el día 1 de noviembre de 1950.
¿En qué se diferencia la Asunción de María de la Ascensión de Cristo? La misma palabra <Asunción> lo sugiere: el verbo asumir significa “hacerse cargo de algo, tomar para sí”. La Virgen fue asunta, fue tomada por Dios, fue atraída por Dios, la Asunción fue obra de Dios, no de la Virgen María; en cambio, Cristo ascendió a los cielos por su propia fuerza y virtud. En definitiva, más allá de frases y metáforas, en esta fiesta de la Asunción de la Virgen, los cristianos debemos alabar a Dios y de darle gracias porque hizo posible que una criatura humana como nosotros –María- fuera directamente a vivir con Él, nada más terminada su vida terrena. Esta es la aspiración de cada uno de nosotros, los cristianos.

viernes, 4 de agosto de 2017

Lecturas del Domingo XVIII del Tiempo Ordinario La Transfiguración del Señor 6 de agosto de 2017

Caminar desde Cristo.: Lecturas del Domingo XVIII del Tiempo Ordinario. L...: PRIMERA LECTURA LECTURA DE LA PROFECÍA DE DANIEL 7, 9-10.13-14 Miré y vi que colocaban unos tronos. Un anciano se sentó. Su v...

Comentario a las lecturas del Domingo XVIII del Tiempo Ordinario La Transfiguración del Señor 6 de agosto de 2017

Haz clik en el siguiente enlace:
Caminar desde Cristo.: Comentario a las lecturas del Domingo XVIII del Ti...:
¡Escuchadlo! Junto a Jesús aparecen Moisés y Elías, representantes de la Ley y los Profetas. Este detalle quiere mostrarnos que Jesús está en continuidad con ellos, pero superándolos y dándoles la plenitud que ellos mismos desconocen, pues Jesús es el Hijo, el amado, el predilecto. ¿Cuál debe ser nuestra actitud ante esta manifestación de la divinidad de Jesús? La voz que sale de la nube nos lo dice: ¡Escuchadlo! Hoy debo preguntarme, ¿mi confianza en Dios es tal que estoy dispuesto a salir de
mi mismo, de mi tierra, de mis seguridades, para ponerme en camino y dejarme guiar por Dios? Meditando este texto, en el Sermón 78, San Agustín nos dice: "Desciende, Pedro. Querías descansar en la montaña, pero desciende, predica la palabra, insta oportuna e importunamente, arguye, exhorta, increpa con toda longanimidad y doctrina. Trabaja, suda, sufre algunos tormentos para poseer en la caridad, por el candor y belleza de las buenas obras, lo simbolizado en las blancas vestiduras del Señor".  Quizá lo que nos ocurre muchas veces a nosotros es que no estamos dispuestos a escuchar su Palabra; quizá por eso vivimos una fe desencarnada de la realidad y nos cuesta tanto unir fe y vida. Es la gran asignatura pendiente del cristiano. La gran tentación es quedarse quieto, porque “en la montaña se está muy bien”. Hay que bajar al llano, a la vida diaria, de lo contrario la experiencia de Dios no es auténtica.

Lecturas del Domingo XIX del Tiempo Ordinario 13 de agosto 2017

Caminar desde Cristo.: Lecturas del Domingo XIX del Tiempo Ordinario 13 d...: PRIMERA LECTURA LECTURA DEL PRIMER LIBRO DE LOS REYES 19, 9a. 11-13a En aquellos días, cuando Elías llegó hasta el Horeb, el monte d...

Lecturas del Domingo XX del Tiempo Ordinario 20 de agosto 2017

Caminar desde Cristo.: Lecturas del Domingo XX del Tiempo Ordinario 20 d...: PRIMERA LECTURA LECTURA DEL LIBRO DE ISAÍAS 56, 1. 6-7 Esto dice el Señor: «Observad el derecho, practicad la justicia, porque mi ...